Fuente: Pro Mujer Bolivia

Marcela Suárez Melgar, de Santa Cruz, de 49 años, propietaria de tienda

La señora Marcela Suárez es hoy una próspera propietaria de una surtida tienda; ella comprendió que no sólo era responsable de su vida, sino que dio lo mejor de ella en cada momento, de modo que estuvo en la mejor posición para la siguiente etapa de su vida. Fue escalando y ahora se encuentra en un punto desde el cual sirve de inspiración para muchas otras mujeres que sienten que la vida es pesada, que no pueden y que están por rendirse. Ella tiene consejos para todas, pues siendo ama de casa, recibió la invitación para ser parte de Pro Mujer, necesitaba ayudar económicamente a su familia. No desaprovechó la propuesta y obtuvo un pequeño crédito que invirtió en productos de belleza. Fue muy hábil y su capital rápidamente se multiplicó. Estaba lista para el siguiente paso.

A ella le gusta hacer masitas, intuía que éste podía ser el camino hacia algo más grande; incluyó a sus hijas en su plan de negocio y montó una tienda. Continuaba con los préstamos de Pro Mujer, gracias a los cuales abastecía el local e hizo crecer su capital. “Tengo un buen mercado, hay campo para el negocio. Todo está muy bonito”.

“En mi familia nos ayudamos con mi ingreso y el de mi esposo. Hay momentos en que una se siente deprimida; bajoneada pero para eso está la familia, te saca adelante y si la familia te falla siempre encuentras a Pro Mujer para sentirte bien. Yo aprendí que las mujeres somos capaces de trabajar y no pensar en pedir el dinero de la pareja. Recomiendo: ¡mujeres!, agarren un trabajo y ayuden en su hogar, se sentirán enteras, sanas y mirarán adelante con la cabeza arriba, como debe ser una verdadera mujer”.

Marcela siente un gran agradecimiento a Pro Mujer, “me siento motivada a ayudar a mis hijas y a otras mujeres, porque ésta es una institución que no solo nos da dinero, nos da calidad de vida, nos hace pensar en trabajar la economía para salir adelante”. Con humildad y un camino de mucho aprendizaje, Marcela concluye: “Mujeres: trabajen, inviertan bien su dinero y pongan un negocio. Aspiren a ser alguien (no estar solas), aspiren a ser grandes”.

Deja un comentario