Fuente: Página Siete

La fundación Pro Mujer recibió ayer su licencia de funcionamiento como Institución Financiera de Desarrollo (IFD). María Patricia Claure, gerente general de la entidad, informó que el aporte de 125 mil clientas permitió consolidar la fundación, que nació en 1990.

“Pro Mujer está en el país desde hace 27 años; nacimos como una ONG orientada a la educación y el desarrollo de la mujer. Comenzamos en El Alto, golpeando puerta por puerta, con grupos de capacitación. Así nació la banca comunal”, dijo.

Deja un comentario