Fuente: Página Siete
“La bioética es el reconocimiento de los Derechos Humanos dentro del campo de las ciencias médicas”, define el médico, teólogo y sacerdote jesuita Daniel Mercado. El especialista dará una charla  sobre el tema el miércoles.
Bioética: origen y perspectiva, es el título de la disertación gratuita, organizada por el grupo  Cuidados Paliativos, que se realizará  en los altos de la Librería Armonía, el  18 de octubre, a las 19:00.
¿Qué es la bioética?
Es un diálogo entre muchos ámbitos del conocimiento humano, para intentar dar respuesta a los desafíos que  plantean los avances biomédicos a los  sistemas de valores morales. La bioética desarrolla sus acciones en tres ámbitos fundamentales: los problemas al inicio de la vida, los problemas a lo largo de la vida (por ejemplo, en la relación clínica entre médico y paciente o la investigación con seres humanos) y problemas que se presentan al final de la vida como la limitación del esfuerzo terapéutico.
Es clásico hablar de los cuatro principios de la bioética: autonomía, no maleficencia, beneficencia y justicia. Sin embargo, estas son sólo cuatro maneras de enfrentar los problemas de una de las escuelas de la bioética. Si habría que hablar de un principio fundamental de la bioética yo creo que es el tener presente la centralidad de la dignidad de la persona humana.
¿Por qué es importante encarar un  diálogo sobre bioética en estos tiempos?
Porque los problemas a los que nos enfrentamos hoy en día, debido a los incesantes y sorprendentes avances biomédicos, son  sumamente complejos y no es posible responder desde solamente una perspectiva: filosófica, religiosa, técnica científica o legal. Se necesita la concurrencia de varias disciplinas, de distintas voces para llegar a soluciones que puedan ser integrales, prudentes y  que, aún así, siempre son  provisionales. En resumen,  la complejidad obliga hoy a encarar los problemas desde un diálogo que  denominamos bioético.
¿Cómo se configura el ejercicio de la salud cuando existe un diálogo bioético?
La bioética es el reconocimiento de los Derechos Humanos dentro del campo de las ciencias biomédicas. Por ejemplo, en la relación médico paciente, el asumir que todos somos ciudadanos con los mismos derechos implica que la salud ya no sea un monopolio del conocimiento médico, sino que deba entrar en diálogo con las preferencias, los valores, el contexto y las decisiones de cada persona respecto a su vida.
¿Qué es un Comité de Bioética y qué debe hacer?
Existen dos tipos principales de Comités de Bioética: unos revisan propuestas de investigación científica para ver si cumplen requisitos éticos mínimos, que respeten la dignidad de las personas.
El otro tipo de Comité de Bioética analiza, estudia y aconsejan en casos conflictivos de salud  como la limitación de esfuerzos terapéuticos en un paciente que tenga un estado vegetativo, o un paciente con cáncer terminal quien plantea  que ya no se le aplique  medidas terapéuticas.
Es importante recalcar que un Comité de Bioética tiene un carácter consultivo y no es vinculante, no es decisivo, no es una instancia legal o jurídica, cuyas decisiones tengan que obedecerse. Tiene un carácter simplemente de consultoría y sus decisiones o sus consejos tienen la fuerza moral y el respaldo de haber sido analizadas por distintas personas de distintas disciplinas.
¿Qué implica humanizar la salud?
Es reconocer la multidimensionalidad de la persona humana. Una persona no puede reducirse solamente a lo biológico, lo neurológico, lo cultural, lo legal, es un ser complejo y la atención de la persona debe tomar en cuenta todas esas dimensiones e integrarlas.
Cuando escucho hablar de la medicina centralizada en la persona, me resulta un irónico y me pregunto: antes, ¿en qué estaba centrada la medicina?

Deja un comentario