Fuente: Los Tiempos

En un momento en el que las inclemencias meteorológicas azotan el planeta, políticos de casi todo el mundo se reúnen a partir de hoy, en Bonn, Alemania, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP23) para impulsar la aplicación del Acuerdo de París, sin EEUU.

La importancia del histórico acuerdo climático vinculante sellado en diciembre de 2015, ratificado ya por 169 miembros, entre ellos Alemania y la Unión Europea, radica en que se acabe implementando, para lo que hay que negociar aún los detalles.

Para ello, hasta el próximo 17 de noviembre, los 197 países que están representados en la ciudad del oeste de Alemania deberán acordar un sistema de reglas que sirva para medir, comparar y comprobar si los objetivos del clima efectivamente se están cumpliendo en cada país.

“No hay duda de que 2015 fue un año especial, porque se cerró el Acuerdo de París, pero hablamos de un proceso de más de 20 años. No se debe olvidar. En Bonn tenemos ante nosotros un paso importante, que es necesario para poder implementarlo, declaró la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, la mexicana Patricia

Espinosa, en una entrevista al diario alemán “Frankfurter Allgemeine Zeitung”.

“En los próximos años deberemos hablar sobre dónde se encuentra exactamente la protección del clima y cómo podemos aumentar los objetivos marcados por los países para rebajar las emisiones del efecto invernadero”, agregó sobre un encuentro conocido entre los diplomáticos como “la cumbre de las semillas”.

En Bonn se trata de acordar la letra pequeña del acuerdo de París, los instrumentos legales que deberán aprobarse en la Cumbre del Clima de 2018 en Polonia.

Uno de los puntos que más controversia genera es el que se refiere a las diferencias que se deben estipular entre los países industrializados y los países en desarrollo.

“No se basa sólo en que los diplomáticos del clima luchen entre sí por una formulación, sino en que desarrollemos, intercambiemos y difundamos ideas comunes a favor de una vida sostenible con los acuerdos sobre clima”, declaró la ministra alemana de Medio Ambiente, Barbara Hendricks.

Deja un comentario