Fuente: Página Siete

El pleno de la Cámara de Senadores sancionó hoy el proyecto de ley de inserción laboral y de ayuda económica para personas con discapacidad, la cual obliga a los municipios a pagar un bono mensual de 250 bolivianos a favor de este sector.

Las personas con discapacidad grave y muy grave serán las beneficiarias de este bono que será exigible una vez ingrese en funcionamiento el Sistema Informático del Programa de Registro Único Nacional para Personas con Discapacidad.

La norma, además, establece que las instituciones del sector público deberán contratar a personas con discapacidad en un porcentaje no menor al 4% de todo su personal, así también las empresas privadas, pero en un porcentaje no menor al 2%.

Los beneficiarios también pueden ser el padre, la madre, el cónyuge o un tutor. Las Fuerzas Armadas y la Policía también están obligadas a cumplir la norma.

Las personas con discapacidad que ya se encuentren beneficiadas con la inserción laboral no serán pasibles a beneficiarse con el bono de 250 bolivianos, al igual que las personas con discapacidad que perciban el bono de indigencia visual registradas en el Instituto Boliviano de la Ceguera, se lee en una nota de prensa de la Cámara de Senadores.

Deja un comentario