Fuente: Página Siete
A los adultos mayores les es difícil  realizar una  denuncia contra sus hijos  aunque aquello los maltraten con insultos, los menosprecien y hasta los agredan físicamente,  informó la jefa de la Unidad Defensa  Integral a la Familia (UDIF), María Jacqueline Llanos.
Hace un tiempo, doña Rufina (nombre convencional) acudió a esa institución para denunciar que su hijo le inició un proceso judicial para quitarle sus viviendas. “Ella contó que tenía varias casas, producto del trabajo y de las privaciones que tuvo”, dijo.
Cuando su esposo falleció, ella quiso disfrutar de sus bienes, pero uno de sus hijos  se hizo declarar heredero, ahí  fue cuando  comenzó  el problema ya que  le inició un proceso a su madre y alegó que  le correspondía una cuarta parte de lo heredado.
“Estaba reclamando un porcentaje de la herencia, le hace la vida imposible, llega en estado de ebriedad, la insulta y la agrede verbalmente”, relata Llanos.
Según la  jefa de la UDIF a doña Rufina como a la mayoría de los adultos mayores que reciben agresiones psicológicas como insultos, menosprecios y hasta agresiones físicas -en menor proporción- “les cuesta realizar una denuncia contra sus hijos”.
Datos de la UDIF de 2016 indican  que hubo  1.347 denuncias de maltrato hacia los adultos mayores, cerca del 50% corresponden a los macrodistritos de Max Paredes y Centro (ver infografía).
Llanos explicó que cuando se detectan  agresiones se deriva a la  instancia correspondiente.
“Pero el adulto  mayor dice ‘es mi hijo, es mi nieto  y no quiero que tenga antecedentes’ y por eso dudan mucho en denunciarlos. Les cuesta iniciar un proceso judicial. Porque tienen una lucha interna”, explicó.
Aseguró que por lo general, las víctimas sólo buscan que les den sólo garantías para que no se reincida en la agresión, que la UDIF llame la atención a sus hijos o que firmen un compromiso.
“Creen que (los hijos) van a cambiar con una llamada de atención”, precisó Llanos.
Pero según la ley, la agresión no se concilia por  ello se los  reflexiona indicándole que quizá a través del proceso, los hijos se den cuenta y cambien.
“A los adultos mayores hay que hacerles entender que la denuncia no significa cárcel”, afirmó Llanos. Tras esa reflexión  acceden a realizar su queja.
La autoridad edil añadió que las agresiones están muy ligadas al aspecto  económico.
Los hijos, los nietos u otros parientes ejercen violencia  por  cobrar su renta,  alquileres o apoderarse de una vivienda.
Con  la Tarjeta del Adulto Mayor se tiene  descuentos
Con la tarjeta del adulto mayor, esta población tiene varios beneficios como el acceso gratuito a todos los servicios administrados por el municipio de La Paz y descuentos en las compras de 60 empresas.
La directora municipal de Atención Social, Daniela Jinez, explicó que  hoy se realizará una feria para promocionar la Tarjeta del Adulto Mayor “por el derecho a una vida digna” en la plaza San Francisco.
Ella aseguró que esta tarjeta tiene varios beneficios como el ingreso gratuito a todos los servicios que administra la comuna, como los parques y los mingitorios entre otros. También de descuentos en 60 empresas, una de ellas es la red de Farmacias Gloria.
Doña Filomena de 67 años contó que la  tarjeta le sirve específicamente para adquirir medicamentos. “Como adultos mayores  tenemos muchas enfermedades y gracias a la tarjeta el gasto es menor en la compra de los medicamentos”, dijo.
 La persona que busca acceder a la tarjeta  debe  llevar  una fotocopia de su cédula de identidad, y una fotografía con  fondo rojo 3×3  a la feria que comenzará desde las 14:00 hasta las 19:00.
La promoción de la tarjeta es parte de una actividad que realiza el municipio en el mes del adulto mayor, ya que el próximo 26 de agosto se celebra el Día Nacional del Adulto Mayor.

Deja un comentario