Fuente: El Deber

De un total de 2.591 denuncias de trata y tráfico de personas recibidas desde 2012 en el país, solo 44 personas fueron sentenciadas, según se desprende de la información vertida por el viceministro de Justicia, Diego Jiménez, con motivo del Día Internacional de lucha contra este flagelo.

La autoridad explicó que no toda la cantidad de denuncias son aceptadas para la investigación, y citó como ejemplo que de las 701 denuncias recibidas en 2016, solo 494 se aceptaron, el resto se descartaron.

“De ese total (494), en el 2016 se lograron tener 24 sentencias por parte del Órgano Judicial que culminaron esos procesos, y del total (2.591) de estos años (2012-2016), 44 (fueron resueltos), donde existen varios sentenciados que están cumpliendo pena privativa de libertad”, señaló al canal estatal BTv.

Sin embargo Jiménez destacó que se trata de un número reducido en comparación a los países de la región. Citó que en Centroamérica en 2016 el promedio de denuncias estaba por encima de las 4.000, y en Sudamérica Argentina cerró con más de 3.000 causas.

En el año de vigencia de la ley se registraron 312 casos; en 2013 fueron 216 casos; en 2014 subieron las denuncias a 812; en 2015 a 550 casos y el 2017 cerró con 701 casos.

Desaparecidos y trata 

El funcionario aclaró que la trata de personas no necesariamente está relacionada con el secuestro o rapto como comúnmente se cree.

Muestra de ello dijo que de las 21 millones de personas que serían víctimas de trata a nivel mundial, como reporta la ONU, menos del 3% estaría relacionado con el secuestro. El resto de porcentaje estaría relacionado con métodos de persuasión de los tratantes.

Citó como ejemplo que en 2016 la cifra de desaparecidos en el país fue de 2.920 personas, pero ese mismo año aparecieron unas 2.200 personas. “Se fueron de sus casas y no avisaron, pero existe una cantidad que no aparece y que puede ser víctimas de trata, pero puede ser que no”, refirió el viceministro.

Deja un comentario