Fuente: El Diario

La coordinadora general del programa nacional de sangre del Ministerio de Salud, Erika Machicado, afirmó que en 12 años los índices de donación ascendieron en un 100%; en 2005 por cada 1.000 habitantes se tenían 5 donantes, mientras que en la actual gestión por cada 1.000 habitantes se tienen 10 donaciones.

Al momento, se reciben 330 donaciones sanguíneas por día, lo que es considerado como número bajo de donativos, los mismos no son suficientes para lo que se requiere, y es que la población carece de conocimiento de la importancia de lo que significa esta actividad solidaria.

Machicado manifestó que se tiene por objetivo duplicar esos índices de donación, debido a que la necesidad transfusional cada día incrementa y explicó que se trabajará en llegar aproximadamente a 600 donaciones diarias, para cubrir las necesidades que se tienen actualmente en este orden.

Para el efecto, se insta a la población activa a realizar donaciones de sangre, sin importar al grupo sanguíneo al que se pertenezca; cientos de personas llegan a los hospitales necesitando la transfusión de sangre para continuar viviendo, puntualizó la doctora Machicado.

INVITACIÓN

Es por ello que invita a la población a acercarse a las unidades móviles, que por lo general se sitúan en las principales plazas de la ciudad o, caso contrario, acudir a los bancos de sangre de los diferentes departamentos, para realizar la respectiva donación.

La sangre transporta oxigeno y nutrientes esenciales a todos los tejidos y órganos de nuestro organismo; la transfusión de sangre se la requiere por lo general en casos de hemorragias, complicaciones gastrointestinales, de embarazo o parto, así como también para procesos oncológicos, trasplante de órganos, entre otros.

PERSONAS NO APTAS

Las personas que estén afectadas por alguna patología, por ejemplo una enfermedad cardiaca, afectación del sistema nervioso central o que estén consumiendo algún medicamento, no son aptas para donar sangre, porque podrían afectar la salud del paciente.

Machicado explicó que el personal del Banco de Sangre se encarga de hacer el tamizaje correspondiente, para ver si la persona es apta o no para donar, por lo que en minutos después de realizarse la prueba podrá conocer si pueden concretar el donativo.

DONANTES APTOS

Las donaciones pueden realizar tanto varones como mujeres, desde los 18 hasta los 60 años de edad, además deben pesar como mínimo 50 kilos; los donantes deben presentar signos saludables estables.

La coordinadora del programa nacional de sangre aclaró que el donar sangre no enflaquece, tampoco engorda, no causa debilidad, además aprovechó en explicar que las personas que se hayan realizado un tatuaje o algún piercing, hace más de un año, pueden realizar donaciones con total normalidad.

La cantidad de sangre que se extrae de cada paciente es menor al 10% de la sangre que el cuerpo posee, por lo que no provoca tipo alguno de perjuicio en la salud del donante, más por el contrario se recupera todo el volumen donado de manera rápida.

Deja un comentario