Fuente: Página Siete
En Bolivia, sólo el  70% de niñas, niños y adolescentes  se encuentran en etapa de escolaridad; en áreas urbanas el porcentaje  llega a aproximadamente un 80%, siendo un poco más del doble que en áreas rurales, indica un informe del Defensor del Pueblo en el Día Contra el Trabajo Infantil, por lo que lanzó una campaña de concienciación sobre esa temática.
 Las niñas y los niños que combinan el estudio y el trabajo llegan a cerca del 20% en ciudades y  aproximadamente el 55%,  en el área rural. Sus principales labores son agropecuarias (50%) o comercial (20%), además de la manufactura y otras. “La presencia laboral de niñas y niños en áreas rurales tiene rasgos culturales de participación en la vida comunitaria”, dice el informe.
Con motivo del Día Contra el Trabajo Infantil, la Defensoría del Pueblo manifiesta que el tratamiento de esta temática debe partir del reconocimiento de la realidad socioeconómica boliviana  hacia desafíos de inmediato, mediano y largo plazo, asociados a la superación de problemas estructurales, focalizados en  estratos poblacionales.
Es la niñez la que lucha por su derecho a trabajar, defendiéndolo en los espacios de decisión política, razón por la que el Estado debe proteger sus derechos  como sujetos de  derecho  y evitar la deserción escolar.
Ante esa situación lanzaron la campaña “Las niñas y los niños trabajadores necesitamos condiciones dignas”.

Deja un comentario