Fuente: OPS/OMS

“¿Qué puedes hacer? Donar sangre. Donar ahora. Donar a menudo.”

Cada año, millones de personas ven peligrar su vida y su salud en situaciones de emergencia. En la última década, los desastres han provocado más de 1 millón de víctimas mortales, mientras que las personas afectadas anualmente por emergencias superan los 250 millones.

Los desastres naturales, como terremotos, inundaciones y huracanes, conllevan necesidades considerables de atención médica de emergencia, mientras que destruyen con frecuencia instalaciones sanitarias vitales. Los desastres de origen humano, como accidentes de tránsito, generan también una mayor demanda de atención de salud y necesidades de tratamiento inmediato.

Las transfusiones sanguíneas son un componente esencial de la atención médica de emergencia. En las emergencias aumenta la demanda de transfusiones sanguíneas, que se hacen más difíciles y complejas. Un suministro adecuado de sangre durante las emergencias exige servicios de transfusiones bien organizados, lo que solo puede garantizarse con la colaboración de toda la comunidad y con una población donante que se comprometa a hacer donaciones voluntarias no remuneradas a lo largo del año. Así pues, la campaña de este año se centra en la donación de sangre durante las emergencias. Ante una crisis o situación de emergencia, todos solemos preguntarnos: “¿Qué puedo hacer?” “¿Cómo podría ayudar?” Por ello, la consigna de la campaña del 2017 es:“¿Qué puedes hacer? Donar sangre. Donar ahora. Donar a menudo.”

Esta campaña pone de relieve la función que cada uno puede desempeñar para ayudar a otras personas en situaciones de emergencia con su valiosa donación de sangre. La campaña se centra también en el hecho de que es importante donar sangre de forma periódica, para contar con una reserva de sangre suficiente antes de que se presente la necesidad.

Deja un comentario