Fuente: El Diario

El coordinador residente del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Bolivia, Mauricio Ramírez Villegas, afirmó que el país tuvo avances significativos en materia de educación, como el erradicar la analfabetización, sin embargo señaló que la calidad educativa se constituye en otro de los retos en el que debe trabajar, a nivel nacional y regional.

Ramírez afirmó que Bolivia, en los últimos años, realizó avances muy importantes en materia de educación, en lo que se refiere al acceso a una educación equitativa, a la lucha contra el analfabetismo, lo que demuestra que el país consiguió progresos importantes en materia de educación.

A pesar de ello, afirmó que existen ciertas brechas, relacionadas con la desigualdad de algunos grupos minoritarios y excluidos, dada la complejidad que implica el contexto cultural de Bolivia. Por tanto, es importante añadir a la educación mayor cobertura y calidad. El sistema educativo debe garantizar el acceso a la educación independiente, a su cultura, a sus tradiciones y sus condiciones sociales.

OBJETIVOS HASTA 2030

Explicó que en el nuevo marco de los objetivos de desarrollo sostenible para la gestión 2030 comprende a una educación inclusiva, igualitaria entre hombres y mujeres, además de que contempla todos los aspectos culturales, la cosmovisión indígena, entre otros aspectos fundamentales.

La educación es un pilar fundamental para el desarrollo sostenible y para los derechos humanos, en ese marco afirmó que Bolivia es un ejemplo a seguir, porque dentro de sus políticas plantea el Vivir Bien, que en América Latina se constituye en un elemento para garantizar la educación de calidad.

CALIDAD EDUCATIVA

El Coordinador de la ONU puntualizó también que uno de los aspectos negativos no solamente en Bolivia, sino en toda la región, es el referido a la calidad educativa, que se constituye en uno de los principales desafíos sociales, aunque sin perder de vista que es uno de los aspectos difíciles de medir.

En ese marco, bajo el lema “Pido la palabra por la educación”, la plataforma denominada “Campaña Boliviana por el derecho a la educación” realizó ayer un foro, con el objetivo de instalar un espacio de diálogo, análisis y reflexión, a través de la movilización social que promueva la participación ciudadana en el seguimiento a la Agenda Educativa 2030.

El director de la Plataforma Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación (CBDE), David Aruquipa, afirmó, asimismo, que el foro busca unificar las voces de la sociedad civil y plantear la implicancia de la educación 2030, siendo uno de sus puntos centrales garantizar una educación sin exclusión alguna.

SIETE OBJETIVOS

Explicó que la agenda educativa 2030 comprende siete puntos. La primera de ellas es la de velar porque los niños terminen los ciclos primarios y secundarios, al mismo tiempo, brindar acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y una enseñanza preescolar con calidad.

Garantizar el acceso a la educación en condiciones de igualdad, eliminar las disparidades de género en la educación, garantizar a los jóvenes una proporción sustancial de los adultos que tengan competencias de lectura, escritura y aritmética.

A este respecto, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, expuso casi toda la temática que se abordan en foros internacionales, referidos a la educación, y que busca a través de financiamiento modificar las currículas de los países, entre ellos de Bolivia.

Anunció, por último, que para el 2019 Bolivia tendrá su primera prueba de medir la calidad educativa. Reconoció que es muy difícil, pero expuso estar trabajando en ello con organismos internacionales.

Deja un comentario