Fuente: Ministerio de Salud

El Ministerio de Salud, a través del Programa Nacional de Vigilancia y Control de la Leishmaniasis, por el día mundial de prevención de la Leishmaniasis reforzó las áreas de vigilancia epidemiológica, manejo se casos, laboratorio, vigilancia entomológica y también manejo de canes para prevenir la enfermedad visceral en el país.

El Responsable del Programa Nacional de Vigilancia y Control de la Leishmaniasis, Dr. Rolando Terrazas, manifestó que ese trabajo se realiza en el marco del Plan Estratégico Nacional de la Leishmaniasis 2017-2022.

Añadió que la única lucha contra esa enfermedad es la prevención, debido a que el insecto es de clima cálido y es especialmente activo en la noche y al amanecer.

Aseveró, que se enfatiza en las medidas preventivas como uso de repelentes, mosquiteros, eliminación de plantas cerca de las casas, crianza de animales domésticos como gallinas, conejos, perros en lugares alejados al domicilio y ropa que cubra la mayor parte del cuerpo.

Informó, que la Leishmaniasis es una enfermedad causada por el parásito protozoario (Leishmania) y su agente transmisor el insecto del género Lutzomyia o mosquito flebótomo de hábitos nocturnos que chupa sangre.

Añadió, que la Leishmaniasis se presenta de tres formas, la primera es cutánea con una lesión pequeña en la picadura del mosquito que luego se transforma en llaga más hundida en el centro y rodeada de un borde levantado.

La segunda forma es muco cutánea o mucosa situada en fosas nasales y boca que se presentan con la pérdida de la misma mucosa que en etapas posteriores aparecen como costras que ocasiona dificultad para respirar.

La tercera es la más letal por ser visceral la misma que tarda varias semanas o meses para manifestarse con síntomas de fiebre, desnutrición severa, color gris de la piel, crecimiento progresivo del bazo y el hígado.

“Debe quedar muy claro que no hay posibilidad de contagio directo entre personas o entre animales y personas. Sólo es posible la transmisión mediante los mosquitos”, acotó la autoridad.

Aclaró, que el principal reservorio de la enfermedad son los animales salvajes que se encuentran en zonas tropicales, subtropicales y animales domésticos en especial el perro.

Deja un comentario