Fuente: PROCOSI, CEMSE

En la zona Ciudad Satélite de El Alto se encuentra el Instituto Técnico Tecnología Don Bosco, un icono de calidad  e innovación en la formación técnica que ofrece a sus 2.260 estudiantes ocho innovadoras carreras, en amplios espacios y que, principalmente, cuenta con una oficina de Intermediación Laboral que trabaja en orientar a los(as) estudiantes cómo ingresar al mundo laboral.

Así se refirió el rector del Instituto, Víctor Balboa,  a tiempo de hacer referencia a los planes de mejora que implementa en este espacio de formación en el marco del apoyo que recibe del proyecto Formación técnica profesional de la Cooperación Suiza en Bolivia y que se ejecuta a través del consorcio PROCOSI/CEMSE desde la gestión 2016.
“La oficina que tenemos de Intermediación Laboral facilita talleres sobre oratoria, liderazgo, emprendimiento, elaboración de cartas y hojas de vida, acceso a entidades financieras y no financieras; pero principalmente se encarga de ubicar a los(as) participantes en sus pasantías o apoyarles -con acuerdos que se lograron con empresas- en su inserción laboral, especialmente en medianas y microempresas” afirmo Balboa.
 “De prácticamente 500 estudiantes que egresan cada gestión, por lo menos un 20% tiene algún espacio en el mundo laboral gracias a esta oficina”, comenta Helen  encargada de la oficina de Intermediación Laboral quien reconoce que hay mayor apertura en las entidades privadas con quienes el Instituto logró convenidos, pero también están empresas grandes como Sagitario, Coca Cola y YPFB.
En esta misma línea, nos comentó Balboa, que el Instituto también logró, hace un par de meses, otras importantes alianzas.  Una de ellas es con  EQWIP HUBS de Canadá quien brindará recursos para financiar algunos emprendimientos novedosos que se promuevan desde el Instituto siendo este un capital semilla de arranque para ingresar al mercado laboral.  Asimismo, la Cooperación Japonesa (JICA), pondrá a disposición profesionales voluntarios para contribuir a los docentes y estudiantes del Instituto con nuevos conocimientos.
Otra de las ventajas diferenciales de este Instituto es que, en esta interacción con otros similares de la ciudad de El Alto y La Paz, se articulan para colaborarse en aspectos de cualificación tanto de docentes como de estudiantes.  Uno ejemplo de ello es que el Instituto Don Bosco puso a disponibilidad sus laboratorios para el Instituto Atenea y, de igual manera, el Instituto Atenea para el Don Bosco, nutriéndose ambas instituciones de equipos y experiencia para compartir entre carreras similares.
Debemos mencionar, a la par, que las carreras que apoya la Cooperación Suiza en Bolivia en este espacio son Artes Gráficas, Electricidad Industrial y Administración de Empresas que, que a través de la implementación de un Plan de Mejora actualmente reciben apoyo que se destina a fortalecer el área pedagógica curricular, organizativa y de gestión y las condiciones físicas y materiales en las carreras mencionadas.
“En artes gráficas cuenta con 195 estudiantes y once docentes, electricidad con 180 estudiantes y nueve docentes y; administración con 205 jóvenes y cinco docentes” nos explica el profesor Antonio.
“En la carrera de Artes Gráficas hemos mejorado mucho porque contamos con equipamiento nuevo y novedoso que nos ha brindado el Proyecto de la Cooperación Suiza y nos permitió ampliar nuestros conocimientos sobre producción en gigantografías, ploteados y serigrafía en distintos materiales como cuero, metales y vidrio”, declara una de las estudiantes.
Por su parte los(as) docentes explicaron que también pasaron cursos de especialización relacionados a sus áreas de trabajo y, algunos, están siendo favorecidos con un diplomado en Educación Superior que cursan en la Universidad Franz Tamayo, todo esto con el objetivo de mejorar el nivel de los(as) docentes y que ellos(as) brinden nuevos conocimientos a los(as) participantes.
Víctor Aruquipa, docente de la carrera de electricidad, también resaltó que actualmente  en su carrera se usa equipamiento moderno para las prácticas de los(as) estudiantes y que esto es vital porque la carrera requiere de constantes actualizaciones acordes a los avances  de la tecnología.
La Coordinadora del proyecto Formación técnica profesional de la Cooperación Suiza en Bolivia, felicitó al Instituto por su trayectoria y los avances logrados en el marco de lo establecido en las políticas y normativa del Ministerio de Educación, logrando una oferta formativa de calidad para las personas jóvenes  de El Alto y zonas aledañas.

Deja un comentario