Fuente: Página Siete
El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, informó ayer que desde noviembre del año pasado a la fecha se han registrado 15.800 familias afectadas en 62 municipios del país a causa de las riadas.
La autoridad informó    que se registraron 28  fallecidos, en su mayoría por descargas eléctricas durante una entrevista con El Pueblo es Noticia. Sin embargo, el viernes  Cabrera comunicó a medios de comunicación que el número de muertos era 30.
Durante el programa la autoridad señaló  que las riadas, que se produjeron  en las últimas semanas, afectaron en mayor medida  a los municipios de Chuquisaca y del trópico de Cochabamba, poco antes de culminar el periodo de lluvias en el país.
“Hemos tenido, estas últimas semanas,  reportes de fuertes precipitaciones, de lluvias extraordinarias en el trópico de Cochabamba en lo que es el Chaco chuquisaqueño, Macharetí, Monteagudo, Huacareta, principalmente en estos municipios ha habido desbordes, riadas”, indicó.
Cabrera sostuvo que la crecida de ríos en el trópico cochabambino está afectando  a las  comunidades del Tipnis, regiones como San Ignacio de Moxos y Loreto, en el departamento de Beni. No obstante, explicó se están atendiendo las contingencias.
“En el transcurso de las próximas horas están llegando alimentos, vituallas y en el caso de los municipios de Villa Tunari, Shinahota y también Chimoré se han hecho algunas actividades importantes de búsqueda y rescate de personas”, añadió.
Cabrera reiteró que desde noviembre del año pasado  a la fecha se registraron  17.144 hectáreas de tierras dañadas y 983 viviendas destruidas.
Entre los 28 fallecidos figura Asbel Rojas, estudiante de la Carrera de Agronomía de la Universidad Mayor de San Simón, que el jueves fue arrastrado al pasar el río Lágrimas, en el trópico de Cochabamba, según informó El Deber.
“Es importante el fortalecimiento de lo que es alerta temprana principalmente en esas cuencas que se tiene en el trópico de Cochabamba, que tiene desborde de sus ríos como el Coni y Vinchuta, tenemos que implementar el sistema de monitoreo escalonado”, dijo Cabrera.
Asimismo, recomendó a gobernaciones y alcaldías que prioricen, en sus presupuestos anuales, recursos económicos para obras de prevención ante los fenómenos naturales.
La alerta hidrológica, de prioridad naranja, declarada por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) continúa vigente hasta mañana.
En ella se alertó   sobre probables desbordes  por el incremento del nivel de los ríos Ichilo, Chapare, Ivirgarzama, Chimoré e Isiboro. Ello implica que  las poblaciones cercanas a estos afluentes pueden resultar afectadas.

Deja un comentario