Fuente: OPS/OMS

La cardiopatía isquémica y el accidente cardiovascular ocasionaron 15 millones de defunciones 2015 y han sido las principales causas de mortalidad en el mundo durante los últimos 15 años. Esto las sitúa entre las primeras causas de defunción en el mundo, seguidas de las infecciones de las vías respiratorias, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el cáncer de pulmón (junto con los de tráquea y de bronquios) o la diabetes.

Deja un comentario